miércoles, 11 de marzo de 2020

Los virus son “seres microscópicos”

Los virus son “seres microscópicos” muy particulares: ni siquiera son “seres vivos” porque necesitan meterse dentro de las células humanas para poder multiplicarse. Solos no pueden. Necesitan la maquinaria que hay dentro de las células para hacer copias de sí mismo.

El coronavirus está compuesto simplemente por 3 elementos:

1) Material genético (su “manual de instrucciones” llamado ARN)

2) Unas proteínas útiles para "engancharse" a las células humanas y otros procesos.

3) Una envoltura de grasa (una membrana) que lo protege todo.

Y aquí entra la magia del jabón.

Las moléculas de jabón están formadas por una “cabeza” que atrae al agua y una “cola” que atrae a la grasa.

Así, la cola de las moléculas de jabón se engancha a la envoltura de grasa del virus y “deshace” toda su estructura!
Por eso el jabón es, científicamente, el peor enemigo del coronavirus.

Estos días veo anunciarse lociones caras y con nombres muy grandilocuentes. Pero agua y jabón de toda la vida son productos más que suficientes para lavarse las manos y desactivar al coronavirus.

Bueno, ya hemos entendido porqué el jabón es importante a la hora de lavarse, pero ¿por qué precisamente las manos? ¿Qué tienen las manos que las hacen una parte tan crítica para evitar el contagio?

El coronavirus puede permanecer activo durante algunas horas fuera del cuerpo. Depende de las características de la superficie.

En la vida cotidiana tocamos toda clase de superficies donde puede estar el virus, que ha podido llegar allí por el estornudo de alguien enfermo. Si tenemos el virus en las manos todavía no estamos infectados. El virus aún está fuera del cuerpo.
Pero con las manos solemos tocarnos la nariz, la boca, los ojos… y por ahí el coronavirus sí que se puede colar dentro de nuestro cuerpo.

Y con el virus en las manos o en la piel de la cara también podemos pasárselo a otra persona al darles la mano o darles un beso.

Resumen: lo de “lavarse las manos” no sólo es un consejo muy útil, sino que tiene detrás una Ciencia fascinante!

Se están vendiendo un montón de "geles anti-bacterianos" que no tienen ningún efecto en el virus. También un montón de barbijos que NO SIRVEN PARA PREVENIR, ya que sólo sirven para frenar el contagio a los demás de los ya contagiados. (O sea que con barbijo y manos sucias te contagiás igual que sin barbijo.)

Jabón, jabón, jabón. El de toda vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.