LECCIONES, VACUNAS, INFORMACIÓN

El resultado electoral de las próximas elecciones de medio término estará condicionado por hechos muy concretos y la lógica e intuitiva percepción popular de lo que estamos viviendo.

AEROLÍNEAS ARGENTINAS, ESPERANZA EN LOS CIELOS

Uno tras otro traen vacunas desde los más distantes puntos del planeta que combaten el siniestro flagelo del COVID.

PUTIN DESTACÓ A LA ARGENTINA.

Argentina ya está determinada a la fabricación para la región de la tan célebre vacuna.

LOS MUERTOS NO SON MARGARITAS

Tiempo de pandemia. Son momentos de muerte y dolor mayúsculo. Los seres humanos nos habituamos a casi todo y ya los partes diarios mundiales de miles de contagios y fallecimientos parecen brutalmente anecdóticos.

domingo, 25 de julio de 2021

QUNITA VUELVE, UN PLAN DE AYUDA

 La solidaridad fraternal es una obligación de las almas generosas, de los que abrazan el humanismo genuino o la religión en su universo de empatía y compasión ineludible con nuestros semejantes. 


“Enseñar a pescar”, es decir que las personas posean su propio sustento y dignamente con el fruto de su trabajo puedan autoabastecerse económicamente es en verdad un gran objetivo. Mientras la Nación crea trabajo, los necesitados deben con prontitud ser asistidos con cariño y respeto, brindándoles ayuda con conciencia de suprema protección.  


El rencor y el odio de almas que residen en la oscuridad cavernícola de la ausencia de justicia social destruyó el plan Qunita en su original versión. La dureza de corazón motivó el paralizar ayuda para los que menos tienen. Podían “mejorar” lo que suponían con perversidad “estaba mal hecho”, pero no, detuvieron la ayuda… En verdad quieren castigar y humillar al necesitado. No desean una sociedad solidaria, son amantes del látigo que castiga la ausencia de dinero.   


La “sociedad perfecta” jamás va a existir sin humanismo solidario, sin comprender que “el otro” también es espiritualmente una expresión de nosotros mismos y que el yo debe sustituirse por el nosotros, por el concepto de unidad. El pensamiento más avanzado es el “de la sociedad Organizada”, un ideal de roles personales que crean un conjunto social dinámico y pronto a socorrer al desprovisto como una actitud que nos dignifica como seres de luz que aún no reconocemos que en realidad somos. 



El plan QUNITA va a volver con más fuerza y voluntad que antes, con la conciencia de que crecemos cuando ayudamos y que la ley del búmeran reina en su científica ley de causación. 


QUNITA más que un kit integrado por un moisés, colchón, sábanas, ropa, cremas, talcos, profilácticos, libritos de instrucciones para las madres de recién nacidos, es un contenedor de objetos que dicen: “son ustedes hermanos nuestros valiosos e importantes, son parte de esta Argentina de cariño y justicia que queremos reflejar”…


Los que vimos la pobreza de cerca siempre comprendemos que el peronismo entiende a los humildes, que Perón y Evita crearon la digna Clase Media con las personas que los conservadores de entonces descartaban. Más que ideas políticas se trata de generosidad o avaricia extrema en el reino de un egoísmo suicida. 


Los pensamientos nobles generaran acciones desinteresadas donde el compartir es un ejercicio cotidiano de amor social incondicional. Dando en como recibimos, enseñando es como aprendemos. 


La lucha está entre el bien de colaborar o el mal de creernos distintos y/o superiores a nuestro prójimo. 


QUNITA es un plan que dignifica tanto a los que lo brindan como a los que lo reciben. Es el “circuito del bien” que se manifiesta, es PERONISMO en acción concreta y plena. Es el espíritu de EVA en favor de los “grasitas y descamisados” de ayer, los humildes de siempre, los que son hijos de la tierra, Argentinos orgullosos de su bandera. 


QUNITA vuelve como todo lo del peronismo que siempre retorna para cumplir con el mandato de los elevados ideales del general. 


¡Siempre estaremos dispuestos a ayudar con la gracia de DIOS, nuestro señor!




           Máximo Luppino

sábado, 17 de julio de 2021

VARIANTE DELTA, PELIGRO EXTREMO

 Cuando la humanidad comenzaba a soñar con una vida libre de barbijos y cuidados intensos, cuando parecía que podíamos ver las sonrisas transparentes dibujadas en los rostros de nuestros semejantes, cuando la esperanza de los paseos, abrazos y apretones de manos insinuaban volver con su poderosa impronta de afecto manifiesto, el monstruo reacciona y genera la Variante Delta. 


Tal poder esgrime esta nueva cepa del COVID-19 que ya Japón determinó la ausencia de público en las tan mundialmente esperadas competencias olímpicas. Cual una burla cruel de la pandemia, cuando Europa se disponía a dejar de lado los molestos barbijos y decretar libre movilidad poblacional, la Variante Delta obliga al mundo a dar una drástica y penosa marcha atrás y un manto oscuro envuelve cruelmente el ánimo alegre del planeta. Los científicos afirman que esta cepa es mucho más contagiosa que las anteriores manifestaciones de Coronavirus, por lo cual las alarmas suenan con más fuerza que nunca.  


Una vez más los “planes” de las personas quedan cruelmente atados a los desbastadores designios de la presente pandemia. 


La preocupación extrema deviene en miedo, el cual paraliza. Esto no podemos permitirlo, menos aún debemos caer en una irresponsable indiferencia que atonta nuestro proceder. En este tiempo que nos toca vivir debemos con resuelta firmeza y fe dar la batalla que el karma nos señala. Hay que luchar y sobrecargar de energías nuestros pensamientos.  


La vacunación mundial avanza a pasos agigantados. En nuestra Nación también se empeña el esfuerzo en vacunar raudamente. En estos días Inglaterra, España e Israel incrementaron en grado sumo sus guarismos de contagiados. La preocupación ya dijo presente en la Unión Europea. 


En Argentina se estima que en tres semanas aproximadamente podríamos sufrir el desembarco de esta criminal ola. ¿Hasta cuándo la pandemia continuará limitando nuestra vida? ¿Cuántos episodios más deberemos adaptar a este horror colectivo?


Pensar que Mauricio Macri afirmó que el Coronavirus no le sacaba el sueño, ya que “es como una gripe un poco más fuerte”. Estos comentarios honran profundamente la miopía política que el “jefe de los amarillos” ostentó en casi toda su vida pública. 


Nuestra Nación ya superó los cien mil fallecidos por COVID y el dolor es muy lacerante y horroroso. ¿Cuántas muertes más lastimarán la bondad de nuestro pueblo? 


Variante Delta es el nombre del enemigo a vencer. Sólo con unidad de un esfuerzo grupal podremos salir de esta noche oscura.  


Argentina ya fabrica vacunas además de investigar nuevas soluciones para los desafíos reinantes. Preparemos nuestra voluntad para luchar denodadamente un largo tiempo más con esta atroz pandemia. 




          Máximo Luppino

lunes, 12 de julio de 2021

PATRICIA BULLRICH, UNA LEONA HERIDA

 Patricia Bullrich renunció a ocupar cargo electivo alguno luego de perder la pulseada para ser candidata a cabeza de lista por el espacio de Horacio Rodríguez Larreta en las elecciones legislativas del presente año. El lugar “natural” considerado por muchos de Patricia fue ocupado por la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal. Quien luego de perder estrepitosamente su reelección en manos de Axel Kicillof se colocó el más conveniente de los paracaídas políticos y aterrizó en un “campo de combate” más propicio para las amarillas huestes. 



Mauricio Macri, padrino de la candidatura de Bullrich, a presidir las fuerzas de Cambiemos en la Ciudad Autónoma no pudo imponer su voluntad política y quedó desairado ante la determinación de Larreta-Vidal. Los discípulos parecen querer volar más alto que el mentor del PRO. 


Claro que los que conocen a la “Pato” saben que esto no fue tomado como un chiste por la voluntariosa exministra de Mauricio. En verdad saben que Patricia Bullrich en una leona herida. La que dice renunciar a todo cargo ya actúa como una determinada candidata a presidente para el 2023. Bajo el inteligente ropaje de apoyar a “todos” los candidatos de Cambiemos, en realidad Bullrich comenzó a transitar el escabroso sendero de su propia candidatura a presidente. 


Nadie debe subestimar la capacidad de trabajo de Patricia, quien de muy joven fue miembro activo de la Juventud Peronista en su versión más dura. Estuvo entre los “imberbes echados de la plaza” por el General Perón. Luego, la exmontonera adhirió a la renovación de Antonio Cafiero. Militó con Menem, Duhalde y con Juanjo Álvarez en el municipio de Hurlingham entre muchos otros. Recordado es su tránsito como ministra de Fernando de la Rúa. Mucha participación en tan variada como vertiginosa carrera la condujo hasta Mauricio Macri. Desde Montoneros a Mauricio con llamativas estaciones intermedias, pasando por festejar en la embajada Estadounidense el día de la independencia del “gran país del norte” a un presente de candidata presidencial, nos habla a las claras de una persona con fuerte vocación de acción protagónica siempre. 


Cuentan que la “Pato” supo compartir largas tertulias con célebres agentes de la Inteligencia Israelí (MOSAD). Relaciones, Patricia posee por doquier…


Rodríguez Larreta sabe que cuenta con un apoyo formal a la vez que con una competidora prematura real dueña de una voluntad relevante. Cambiemos tendrá la mirada repartida entre la fuerza peronista competidora y la “leona herida” que cabalga con un látigo de reproches profundos para con sus compañeros de ruta.


Bullrich es un cuadro político inestable, que bebió de las más diversas vertientes ideológicas. Le sobran argumentos para casi “cualquier cosa”. Competir con dirigentes del PRO es un deporte para Bullrich más que una preocupación.  


Mujer de “armas llevar” nunca se dejó intimidar por “cuatro gritos”. No le teme a los “locos”, ella se siente “dueña del manicomio”.  


Nuestra política jamás aburrirá al atento observador. Todos deben ser cuidadosos al momento de elegir compañeros de camino. 


El tiempo sabrá juzgar la presencia de auténtica vocación de servicio o sólo una desmedida pleitesía a nuestro propio gigantesco EGO…



            Máximo Luppino


miércoles, 7 de julio de 2021

CARRIÓ, ¿ODIO QUE ES ENVIDIA?

 “Gracias a Dios murió De la Sota”. La perla más negra del hiriente collar dialéctico de ofensas, desatinos y barbaridades que bien podrían tildarse de demenciales de Elisa Carrió. 



También culpó al presidente Alberto Fernández de envenenar a la población de nuestro país por utilizar la vacuna rusa Sputnik V, llevando su denuncia a los tribunales de la Nación. Carrió siempre evidenció su preferencia incondicional por la vacuna Pfizer de procedencia estadounidense. Sabemos que todas las vacunas debidamente aprobadas por la OMS son apropiadas, más allá de su país de origen. 


Las imputaciones de Elisa Carrió llegaron a Cristina Kirchner culpándola de no utilizar las vacunas del laboratorio preferido por ella misma. “Sobre la conciencia de Cristina pesará la muerte de miles de argentinos” afirmó la locuaz dirigente de Cambiemos. 


Si no existiera Cristina, Alberto o el peronismo mismo ¿Qué sería de la vida de Carrió? Ya que parece nutrirse y motivarse a proceder según las acciones de otros individuos, en preferencia de los ya señalados. 


La mente humana en ocasiones critica lo que desea o admira. Ante la imposibilidad de protagonizar el rol que otros si desarrollan, ¿se llega a odiar aquello de lo que creemos carecer? Es sabido que la sed de protagonismo de Carrió es casi infinita, y que su ombligo es exhibido por ella misma como el auténtico centro del mundo. 


El peronismo como doctrina y fuerza cultural nacional no congenia con los denunciadores seriales sin fundamento alguno, de los concurrentes en forma rutinaria a los tribunales. Se es político o parte del poder judicial, las dos tareas en forma simultánea suelen ser incompatibles. 


Alberto Fernández, Cristina Kirchner, Axel Kicillof como Horacio Rodríguez Larreta quieren que el COVID 19 sea controlado y extirpado como pandemia de nuestra sociedad, y así sus planes de gobierno y futuro político se puedan desarrollar. 


¿Tienen responsabilidad algunos periodistas que festejan los exabruptos de Elisa Carrió utilizando sus comentarios como ariete político para sus propias creencias políticas? 


¿En qué medida Carrió continuaría pronunciando exabruptos si los medios de comunicación en vez de festejar despropósitos verbales ayudaran a darle cabal dimensión a posibles ofensas inconcebibles? 


Se nos ocurre pensar que Carrió ataca tanto a Cristina Kirchner por un grado de resentimiento inconsciente, quizás por no poder alcanzar el protagonismo estelar que la vicepresidente posee.   


La palabra debe honrarse con la verdad, de lo contrario el descrédito se hará presente en forma contundente. Hablar con sinceridad potencia nuestro sentir y desarrolla nuestro cariño por una ecuanimidad básica que todo individuo debe tener. 


Debemos construir sin herir al prójimo. Es una loable conducta, sobre todo en aquellas personas que se consideran religiosas. 



        Máximo Luppino

sábado, 3 de julio de 2021

Gerardo Santillán, candidato a concejal de San Miguel


 

Gerardo Santillán, candidato a concejal de San Miguel por la agrupación La Cooke, habló en el acto por el 47° aniversario del fallecimiento del General Juan Domingo Perón.

Con la tecnología de Blogger.