San Luis vuelve a fase uno

Unas trescientas personas se autoconvocaron en la plaza “Marqués de Sobremonte” de la Villa de Merlo.

ENTREVISTAS

La pandemia del coronavirus puso al Mundo en cuarentena. Hecho singular para los habitantes del siglo XXI y que generó numerosas y disímiles situaciones.

ENTREVISTAS

La pandemia del coronavirus puso al Mundo en cuarentena. Hecho singular para los habitantes del siglo XXI y que generó numerosas y disímiles situaciones.

CHINA ENTREGARÁ KITS A LA ARGENTINA PARA DETECTAR EL CORONAVIRUS

“Estamos trabajando para proveer al gobierno argentino 2.500 kits de reactivo rápido.

GRAVE REALIDAD: AUMENTARON LAS DENUNCIAS POR VIOLENCIA DE GÉNERO EN EL AISLAMIENTO

La ministra de Justicia, Marcela Losardo, aseguró que las denuncias de violencia de género “aumentaron” desde que comenzó el aislamiento social.

miércoles, 29 de abril de 2020

El intendente de San Miguel denunció que liberaron a presos acusados de abuso y narcotráfico

Jaime Méndez, intendente de San Miguel, detalló que más de veinte personas se encuentran en prisión domiciliaria en la localidad, y alertó por "la fragilidad" de los controles.


Jaime Méndez, intendente de San Miguel, es uno de los jefes comunales que mostró preocupación por la liberación de presos en la provincia de Buenos Aires por situaciones de riesgo en el contexto de la pandemia de coronavirus. 

El funcionario aseguró que son más de veinte personas las que salieron de prisión en los últimos días y volvieron a esa localidad bonaerense, lo que generó preocupación en la comunidad. “Robo agravado, abuso sexual, estafa, extorsión, privación ilegítima de la libertad, venta de drogas... son sólo algunas de las causas por las que estaban detenidos más de 20 presos que volvieron estos días a San Miguel”, publicó el intendente en sus redes sociales. Si bien aclaró que “toda persona merece condiciones dignas en la cárcel y estar protegida de los efectos del coronavirus”, sostuvo: “Que los presos vuelvan a sus casas y barrios, los mismos ambientes donde cometieron los delitos que motivaron su detención, claramente no es la solución”.

El intendente de San Miguel explicó que la información de que veinte presos habían vuelto a la localidad les llegó en parte por los propios vecinos, algunos de ellos víctimas de los delitos: “Nos enteramos a través de nuestros propios vecinos, porque generó un nivel de preocupación muy grande en la comunidad”, sostuvo. Según la información del funcionario, hay entre quienes salieron de prisión "un caso por violencia sexual, y tres casos importantes de ventas de drogas"“Se trata de temas que nos cuesta mucho combatir en los barrios y afectan a muchas familias, y que ahora vuelven a instalarse”, agregó Méndez. Esta oposición a la medida de la Cámara de Casación Penal, subrayó el intendente, “no se contradice con una mirada humanitaria del tema”. “Me parece bien que se pretendan tomar medidas para que los presos tengan condiciones dignas y se los proteja del virus, lo que me parece mal es la solución de que vuelvan a los barrios donde cometieron los delitos con una prisión domiciliaria que prácticamente no se controla”.

Axel Kicillof: "Es falso e inverosímil el plan para liberar presos"

El gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, se pronunció sobre la medida de otorgar prisión domiciliaria y pidió "no agregar más temor a la población".
El gobernador bonaerense, Axel Kicillof aseguró este miércoles que "es absolutamente falso que exista un plan del Gobierno de la provincia de Buenos Aires para liberar masivamente presos". El jefe de Estado de la Provincia, adhirió a lo pronunciado por el presidente Alberto Fernández.

En su cuenta en la red social de Twitter, el mandatario provincial agregó que "además, es totalmente inverosímil porque pura y simplemente el Poder Ejecutivo no encarcela, ni libera ni decide libertades condicionales".


"El Poder Judicial tiene esas atribuciones y respeto plenamente la división de poderes", consignó.

Agregó que desde que asumió "no nombré jueces, ni promoví cambios en la Suprema Corte, ni nombré al Procurador" y agregó que "tanto él como los defensores oficiales y los fiscales continúan desde la gestión anterior".


El gobernador pidió también "la máxima responsabilidad con este tema tan delicado" y dijo: "No agreguemos más temores a la población. Al igual que el Gobierno nacional, nuestro único plan es seguir trabajando para cuidar la salud y la vida de todos y todas".


El presidente Alberto Fernández denunció este miércoles "una campaña mediática" que busca "acusar al Gobierno de querer facilitar la libertad" de personas detenidas que fueron condenadas y recordó que organismos internacionales y de derechos humanos hicieron recomendaciones para "evitar el hacinamiento en las cárceles" a raíz del contexto de pandemia de coronavirus Covid-19.


Alberto Fernández
@alferdez

Formulo estas aclaraciones tan solo ante la malintencionada campaña que se ha desatado en redes y medios de comunicación induciendo a hacer creer a la ciudadanía que el Gobierno prepara una salida masiva de gente detenida en virtud de procesos penales.


Alberto Fernández
@alferdez

Lamento la conducta de quienes en circunstancias tan cruciales como los que vivimos, muestran su poco apreciable condición humana intranquilizando a la sociedad en momentos en que precisamente más necesita ser contenida.

"Es conocida mi oposición a ejercer la facultad del indulto. Digo esto en momentos en que una campaña mediática se desata acusando al Gobierno que presido de querer favorecer la libertad de quienes han sido condenados", manifestó Alberto Fernández mediante una serie de mensajes publicados en su cuenta oficial de Twitter

¿SEPULTAMOS PERSONAS O AL CAPITALISMO VORAZ?

No es casualidad que en el marco de la pandemia atroz que la humanidad padece, Estados Unidos de Norte América sea el país con mayor número de muertos del planeta. Lamentablemente ya llegan a 60.000 personas fallecidas en Estados Unidos. La oleada de cadáveres amenaza con aumentar. Mientras, muchos gobernantes continúan “pensando” en las finanzas antes que en preservar la vida de su población. 


Donald Trump optó por la economía, entregando a las infames fauces de la muerte indigna a miles de personas.  La superpotencia del planeta es la Nación con más recursos económicos disponibles para cuidar a sus habitantes, pero la vida de las personas para el presidente estadounidense está claramente en segundo orden. Primero los dólares, ese es el principio capitalista. Aberrante e inhumana actitud de los cultores de la materia por encima del alma humana. 

Los cortesanos vocacionales del capitalismo voraz plantean enérgicamente la necesidad de que la rueda económica del mundo se movilice, y vuelva a girar velozmente. Esgrimen que el quiebre económico es tan o más lacerante para la humanidad que la misma pandemia que sufrimos. Está claro que es un falso dilema expuesto con cierta malicia utilitarista por los adoradores de los dorados lingotes de oro. 

Claro está que la economía debe retornar a su propia dinámica, pero sin poner en riesgo la salud poblacional. Las grandes comunidades deben ser cautelosas y sumamente responsables. En nuestras pampas la vida es sagrada y valiosísima como tal. Es la prioridad que no posee sombras de duda alguna. Cada persona es protegida con todos los recursos disponibles que nuestra patria tiene y con una enorme vocación solidaria por los enfermos. Es la Nación Argentina la que brilla solemnemente con estos valores impostergables de la divinidad reinante en cada corazón humano. 
Los cipayos de nuestras latitudes son gorilas depilados pero gorilas al fin. No se atreven a evidenciar lo que todos sabemos, la doctrina yanqui es aberrante y reprochable desde todo punto de vista humanitario. Sólo los bárbaros podrían dejar de lado a sus semejantes con tal de sumar arteras riquezas para que las corporaciones sean aún más ricas de lo que ya son.  La responsabilidad política funcionó correctamente desde el presidente de la Nación. Alberto Fernández junto al gobernador Axel Kicillof, el jefe porteño, Rodríguez Larreta, y demás gobernadores sumaron esfuerzos en común para combatir al Coronavirus. Los efectos de estos esfuerzos nos permiten transitar con relativa calma estos momentos de pandemia global. 
Los números de infectados y fallecidos hablan claramente del correcto orden argentino. Hay 207 fallecidos en nuestra Nación, contra 27.000 en algunas naciones europeas y como ya mencionamos 60.000 en EE.UU. Pero poco mencionan esta inocultable realidad. Más bien “buscan” la falla o el error mucho más que manifestar las irresponsabilidades criminales en un primer mundo que se quedó protegiendo a las bolsas de valores más que a los seres humanos. 
Si la vida florece la economía se orientará rápidamente. Si no hay vida, ¿qué sentido tiene el valor del oro? Los fallecidos marchan a lugares donde vale la conducta que llevaron en la tierra. Las tarjetas de crédito nada pueden comprar en los mundos sutiles del alma. 
Es bueno recordar que muchas muertes e infecciones reinantes son producto de la desmesurada avaricia de los salvajes capitalistas: Los banqueros, las corporaciones multinacionales, la usura del Fondo Monetario Internacional y demás organismos de intocables “Ladrones de guantes blancos”.  Hay que temerle más a una financiera que a los barras de “la 12”. Los cazadores de delincuentes deberían de vez en vez depositar su mirada en las mafias reinantes que socavan el esfuerzo colectivo de los pueblos. 
Las tumbas comunes de Nueva York son un triste emblema del capitalismo criminal que se resiste a morir. La hora de las riquezas obtenidas a costa de la vida de nuestros hermanos debe perecer. Un nuevo amanecer con humanos criterios se aproxima velozmente. 
El pensar y sentir de las personas como artífices de la felicidad de sus semejantes es el nuevo orden humanista que está emergiendo. 
                          Máximo Luppino

martes, 21 de abril de 2020

Revelaciones en tiempos de pandemia




Por: Dolores Lucero Belgrano (Merlo – San Luis)

  Casi un mes de aislamiento social preventivo y obligatorio, ¿es mucho tiempo? ¿es poco tiempo? Según desde donde se lo mira parece un desafío, un castigo, una oportunidad o una gran responsabilidad. Los días han pasado y aquellos planteos de los primeros tiempos han mutado y las manifestaciones humanas frente a lo que pasa también. 
  Al principio el miedo y lo desestructurante de las medidas que se tomaron nos tenían pendientes del minuto a minuto de todo lo que nos pudiera dar información para no enfermarnos y no enfermar a otrxs. Luego parece que algunxs han logrado cierta seguridad respecto a los riesgos que corre su salud y retomaron su "actividad normal". Esxs pocxs, pero con mucha influencia y cierta cuota de poder no son quienes están reflexionando, en un momento tan difícil, respecto a la forma de relacionarnos y de construirnos como sociedad, son lxs que no van a dar, definitivamente, un salto cualitativo en su existencia y en el rol que tienen frente a lxs demás. 
  Lxs comunicadorxs tóxicos, poco creativos, nada empáticos y defensores de un modelo individualista y meritocrático, al que la pandemia ha puesto en evidencia como inviable, insisten en sembrar el odio y hacer de lo que hoy no es lo principal el tema del día. Desesperadxs pierden rating regando ese odio que sembraron, temerosos de que se extinga y ellxs con él.
  La comunicación tóxica esta nutrida por diferentes sectores de nuestra sociedad, además de lxs comunicadorxs anacrónicos está una parte de la dirigencia política que frente a esta pandemia a quedado obsoleta, sus opiniones, propuestas y poca acción es producto de su creencia de que la política es una herramienta de enriquecimiento económico de unxs pocxs y no una herramienta de transformación para igualar oportunidades. La discusión es mucho más profunda y requiere una sensibilidad de la cual carecen.
  También están los grupos concentrados de poder económico que no dudan en invertir para que el mensaje de odio tenga el mayor alcance posible, pero oponen gran resistencia al momento de hacer un aporte para garantizar la subsistencia de la mayoría o tan solo ganar menos por un tiempo.
  Estamos viviendo un momento de gran incertidumbre y sería bueno de que no tratemos de hacer futurología todo el tiempo porque si hay algo incierto hoy es el futuro. Eso no quita que en lugar de imaginarlo, tratemos de construirlo mejor. 
  La gran mayoría de nosotrxs tenemos la oportunidad de pensar profundamente nuestro presente que nos está dando la posibilidad de distinguir para poder seguir después cada unx y cómo colaborar para que otrxs sigan.
  La fortaleza de lxs argentinxs, plasmada en el Gobierno Nacional y en todxs lxs que trabajan para ayudarlo, nos está mostrando la posibilidad de afianzar un ser colectivo que no supone todxs iguales y pensando lo mismo, sino que supone  estar de acuerdo en las prioridades comunes a las mayorías. 
  Hoy podemos saber que violar la cuarentena pone en riesgo la salud de otrxs, pero también podemos saber que degradar el Ministerio de Salud, no construir e inaugurar hospitales públicos, recortar en presupuesto del Instituto Malbrán, no cuidar y generar fuentes de empleo, también. Y muchas cosas más nos han mostrado de la manera más cruda el presente que nos toca vivir. 
  Hoy nos damos cuenta de que la deuda externa indiscriminada no termina con la pobreza, no mejora nuestra calidad institucional y mucho menos nuestra economía. Tampoco nos facilita enfrentar una crisis y luego a sus consecuencias.
  Hemos podido, a partir de estar en casa, dimensionar que la violencia de género y el número de  femicidios en nuestro país es alarmante y espero que también sirva para tomar real conciencia, que todxs nos involucremos y fortalezcamos las políticas públicas tendientes a prevenirlo y a garantizar justicia.
  Hoy por fin estamos entendiendo que la escuela y el rol de lxs docentes es irremplazable, que debemos defender la educación pública y hacer todo esfuerzo para sostenerla.
  Hoy podemos entender lo importante de la capacitación y equipamiento de las Fuerzas Armadas porque están al servicio del pueblo con una clara visión democrática de sus funciones e integradas a un proyecto de Nación.
  Por momentos cuesta ver que tenemos una oportunidad en medio de una crisis.
  La angustia de que algo va a pasar y no se sabe qué es, no nos permite conocer ni evitar ese destino incierto, pero a partir de ella podemos pensar cómo queremos que nos encuentre.

martes, 14 de abril de 2020

Coronavirus en Argentina: confirmaron tres nuevas víctimas y hay 101 muertos en el país

Lo informó el Ministerio de Salud en su reporte matutino, las víctimas fatales son 101. Las muertes confirmadas son los de tres hombres, uno de 75 años, otro de 54 de Chaco y un tercero de Río Negro, de 40, éste último ya había sido informado por esa provincia este lunes.

La Argentina registró más de 100 muertos por coronavirus. El Ministerio de Salud informó este martes que sumaron tres nuevas víctimas fatales con respecto al reporte de anoche. Así, la cantidad de víctimas fatales llegó a 101. La primera muerte por COVID-19 se registró el sábado 7 de marzo: un hombre que había viajado a Francia y que hasta el día de su fallecimiento no se había detectado que tenía la enfermedad.

Según se reveló en el reporte diario de la cartera sanitaria, la tasa de letalidad alcanza al 4,4% y la tasa de mortalidad es de 2,2 cada millón de habitantes.

Las últimas muertes confirmadas por las autoridades nacionales en relación al brote son los de tres hombres, uno de 75 años, otro de 54 de Chaco y un tercero de Río Negro, de 40, éste último ya había sido informado por esa provincia este lunes.
  
Según confirmo el subsecretario de Estrategias Sanitarias de la Nación, Alejandro Costa, en el marco del reporte diario 61 emitido por el Ministerio de Salud en torno a la evolución de la pandemia en el país, ascendía a 2.277 la cantidad de contagios confirmados en la Argentina.
Con la tecnología de Blogger.