viernes, 12 de marzo de 2021

BEATRIZ SARLO, MÁS FICCIÓN QUE DENUNCIA

 ¡La verdad inspira la creatividad, la mediocridad contagia su vulgaridad!


Beatriz Sarlo, una prestigiosa ensayista, politóloga e intelectual de nuestra sociedad parece haber visitado el laberinto de las insidiosas y poco felices “operaciones políticas”. 


 Recordemos que Sarlo, en el contexto del escándalo de la “vacunación vip”, manifestó en un estudio de televisión que a ella le ofrecieron vacunarse. Literalmente manifestó: me ofrecieron vacuna por “debajo de la mesa” haciendo alusión a un posible ilícito. Estas afirmaciones de Beatriz ocasionaron que la justicia cite a declarar a la célebre escritora para indagar si existe algún ilícito posible. Ya ante los tribunales, Sarlo manifestó que fue invitada a una campaña de persuasión para que los ciudadanos acudan voluntariamente a inmunizarse. En concreto, en la televisión se sugirió una denuncia drástica y concreta; ante la justicia se declaró que en realidad no existió el “debajo de la mesa”. Todo fue a la luz del día y con absoluta trasparencia.  Se demostró que el mueble de referencia de Beatriz Sarlo era una “mesa ratona” toda de vidrio transparente, nada pretendía esconder. 


Por momentos la intelectual ensayista que bucea en la exactitud y belleza de las terminologías empleadas fue arrastrada por una verborragia sórdida e impropia, digna de oscuros callejones de incultos suburbios, diciendo lo que no era. 


La campaña contra Axel Kicillof es auténticamente cruel y despiadada. El gobernador goza de una honestidad pocas veces cuestionada y es reconocido su recto proceder. En vez de alegrarnos a todos, parece que la honestidad de Axel molestara a los más radicales opositores del peronismo.  


Los índices de vacunación diaria están llegando a un promedio de 50.000 personas que se anotaron voluntariamente en los registros provinciales. 


Beatriz Sarlo puede equivocarse como cualquier persona. Este yerro no va a opacar en nada la carrera de la señora “amante de las letras”. Sólo debemos recordar estar atentos a los pícaros que manipulan sucesos para “inventar” escándalos y corrupción donde no hay. 


El gobernador Kicillof transita un sendero correcto, donde aclara sin rencor alguno dando muestra de una ética democrática digna de ser mencionada. 


Quizás en los próximos días se concrete una reunión entre el gobernador y Sarlo donde se muestre que el desencuentro fue superado plenamente como corresponde a dos personas de bien.  


La provincia de Buenos Aires, con sus 17 millones de personas es el motor de la Nación Argentina. Esperemos que pronto dinamice su labor para beneficio de todos. 


Mientras, los cultores del escándalo mediático continuarán “cazando” incautos para “llevar agua a su egoísta molino”


¡Algunos difaman, otros trabajan!




                 Máximo Luppino 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.