sábado, 18 de septiembre de 2021

¡GABINETE DE GUERRA!

Convocaron a los veteranos peronistas experimentados, sobrevivientes de mil combates, soldados enamorados de la acción política, siempre motivados a luchar para acariciar los encantadores sacros laureles de la victoria.


Alberto y Cristina buscan reconquistar los votos perdidos, dar vuelta el duro golpe electoral del 12 de septiembre. Llamaron a los competentes con vivencias profundas en la práctica de la gestión pública. Todos peronistas doctrinarios que no poseen temor a la crítica periodística ni a los juicios mediáticos de los grupos de poder. 

Para muchos opinólogos este es un gabinete “a prueba de balas”, donde todos quedaron con ganas de ejercer la dinámica propia de las transformaciones sociales y, por qué no, con fuertes deseos de digna revancha política. Volvieron los guerreros dinosaurios con corazón de jóvenes conquistadores. Si bien la mejor acción electoral es una correcta gestión en favor de la gente, también en estos tiempos tan hostiles en mentiras y difamaciones, es necesaria una dosis de picardía barrial militante para no “comprar buzones” ni deslumbrarse con “espejitos de colores”. 

Juan Manzur será el nuevo Jefe de gabinete. Gobernador de Tucumán, triunfador contundente en las últimas PASO, impregnará dinámica integradora federal a su administración. Bien sabe Manzur leer las señales políticas de propios y extraños. Su éxito le abriría un escenario nacional a su prestigiosa carrera. 

Aníbal Fernández, en el Ministerio de Seguridad, muestra su vocación de servicio. No cualquiera acepta llevar adelante el “fierro caliente” que significa el tema de la seguridad en nuestra sociedad. Pero Aníbal siempre se anima ya que todos sabemos que tiene la inteligencia práctica para encausar un tema tan escabroso a buen puerto. 

Aníbal es de esos jugadores que juegan y motivan a jugar, es de los que gritan dentro de la cancha. Aníbal acaricia la gran epopeya de hacer triunfar al peronismo por convicción propia y orgullo personal. Es un Maradona de la cosa pública. 

La incorporación de Julián Domínguez es muy buena, un funcionario curtido en la negociadora acción parlamentaria. Abre una ventana más con la Iglesia Católica, hombre de estrecha relación con el Papa Francisco, blindará con simpatía ya existente la relación con el clero argentino.  

Jaime Perzyck, en educación, es garantía de plasmar su poderosa vocación docente en todos nos niveles educativos de la patria. Jimmy, para sus amigos, es un malvinero compenetrado de la gran causa nacional. Esto lo define como un hombre con vocación patriótica. Los demás nuevos integrantes vibran en una misma sintonía. La contienda electoral próxima promete que la plaza electoral del Frente de Todos no se entregará sin una formidable batalla que arrastrará tremendas voluntades al campo de batalla. 

Este sábado, Alberto Fernández almorzó con gobernadores en la hermosa provincia de la Rioja, cuna de caudillos. Lo acompañó Sergio Massa, entre otros, junto a algunos viejos integrantes del gabinete y un grupo de nuevos designados. El almuerzo de trabajo encierra un profundo sentido federal que la pandemia no permitió implementar a fondo. 

Ya conocemos los nombres del equipo con sus dilatados pergaminos a cuestas. Sin ser exitistas podemos afirmar que la beligerancia electoral contará con mística y vocación de triunfo PERONISTA con la finalidad de mejorar la vida de todos habitantes de nuestra Nación. 

¡DIOS ilumine a nuestros funcionarios!

Máximo Luppino


0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.